InicioÁREASBIENESTARLa alimentación adecuada para los diabéticos

La alimentación adecuada para los diabéticos

El 14 de noviembre celebramos el Día Mundial de la Diabetes, una patología que afecta en nuestro país a más de cinco millones de personas. Para conmemorar este día, bajo el lema “Mujer y diabetes”, la Fundación para la Diabetes y la Asociación de Diabetes de Madrid, han organizado diferentes actividades, como la sexta edición de la Carrera y Caminata Popular por la Diabetes y ExpoDiabetes (19 de noviembre en el Parque del Oeste en Madrid). El lema elegido en esta ocasión pretende poner de relieve que casi un 30 % de las mujeres españolas que tienen entre 61 y 75 años sufre esta enfermedad. Cifra que alcanza al 41,3 % de las mujeres cuando superan los 75 años de edad. 

La diabetes es una enfermedad en la que la alimentación juega un papel esencial. La clave para las personas que sufren diabetes, deben seguir una dieta variada compuesta de alimentos saludables de todos los grupos. Una dieta en la que se debe prestar una atención especial a los hidratos de carbono. En este sentido, desde Pan Cada Día, se recuerda que hay que tener presentes las variedades integrales. Así lo ha confirmado la evidencia científica: se debe incluir en la dieta una mayor proporción de carbohidratos procedentes de los cereales de grano completo ya que se asocia con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiacas

Tanto el pan como los cereales integrales presentan un índice glucémico inferior frente a las variedades de harina blanca. Es decir, su ingesta no presenta picos elevados de glucosa en la sangre. Otro de los beneficios del pan integran es que reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2, ya que entre las propiedades de la fibra se encuentra promover la secreción de insulina, hormona encargada de regular la cantidad de azúcar en la sangre.  

A esta celebración también se suma la Asociación de Cooperativas Hortofrutícolas de Val Venosta, con el objetivo de impulsar la concienciación sobre esta enfermedad que sigue incrementando su incidencia cuando se no se cuidan los factores de riesgo, la dieta y la actividad física. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud recuerda que la obesidad es la causa del 40 % de los casos de diabetes tipo 2 que, además, podría prevenirse en el 70 % de los casos, manteniendo unos hábitos de vida saludables. 

Centrando la atención de nuevo en la alimentación, varios estudios médicos han relacionado la ingesta regular de manzanas no sólo con la reducción de la obesidad, señalando también los beneficios de esta fruta como apoyo a un tratamiento a la diabetes. 

La Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta recuerda que la manzana tiene un índice glucémico bajo. Su aporte en polifenoles disminuye la absorción del azúcar en el tracto digestivo y estimula la secreción de insulina por parte del páncreas. Por todo ello contribuye a una menor fluctuación de los niveles de azúcar en sangre y es uno de los alimentos recomendados para las personas afectadas por diabetes.

Pero es que, además, estudios en humanos han arrojado resultados que señalan el papel protector de la fruta frente a esta enfermedad. En el artículo “Fruit consumption and risk of type 2 diabetes: results from three prospective longitudinal cohort studies, publicado por el British Medical Journal” en agosto de 2013, tras seguir durante varios años el estilo de vida y dieta de más de 12.000 personas se extraía como conclusión que el consumo regular de manzanas tiene una notable asociación con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

En ese estudio se comprobó que las personas que consumían al menos dos raciones de ciertas frutas al día, sobre todo manzanas, uvas y arándanos, tenían un riesgo un 23 % menor de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas que tomaban menos de una ración al mes. 

 

Más información en www.mueveteporladiabestes.org. 

www.pancadadia.es. 

 

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación: