InicioÁREASBIENESTARVentajas del cuidado de los nietos para grandes y pequeños

Ventajas del cuidado de los nietos para grandes y pequeños

¿Cómo influye en la educación de los pequeños un contacto estrecho y continuado con sus abuelos? ¿En qué beneficia física y psíquicamente a los abuelos dedicarse a cuidar a sus nietos? Pues son varios los estudios que confirman que la compañía y cuidados de los abuelos son buenos para los pequeños y también para los mayores. Partimos de la premisa de que esos cuidados suponen un disfrute para abuelos y nietos y de que no debe ser una experiencia extenuante para los mayores. Bajo estos parámetros, y según concluye un estudio realizado en Alemania desde 1990 al 2009, los abuelos que cuidan de sus nietos viven más años. Además, los indicadores de salud de aquellos abuelos que pasaban tiempo con sus nietos fueron mejores.

Otros estudios han concluido que cuidar de los nietos ayuda incluso a prevenir el deterioro cognitivo, siempre que ese cuidado se realice durante un tiempo controlado y no suponga una experiencia demasiado estresante para los abuelos.

Si estos son algunos de los beneficios que los abuelos obtienen del cuidado de sus nietos, ¿cuáles serán los beneficios más importantes para los pequeños de ese contacto más directo y continuado con los abuelos, como figuras clave en el desarrollo emocional de los niños?

Investigadores de la universidad de Lieja, en Bélgica, analizaron cómo la cercanía entre nietos y abuelos podría ayudar a construir una imagen más acertada y positiva de los mayores. Y concluyeron que los niños que pasan mucho rato con sus abuelos, serían personas con menores prejuicios sobre los mayores, ya que su percepción no estaría tan dirigida por estereotipos o prejuicios.

¿Influía entonces la relación con los abuelos en la forma de pensar de los niños? Este estudio confirmó que aquellos niños que tenían una mejor relación con sus abuelos, tenían también una opinión más positiva de los mayores en general. Además, otro estudio ha demostrado que los niños que crecen cerca de sus abuelos son niños más felices. La investigación, que se llevó a cabo en Gales e Inglaterra, aseguraba que las relaciones cercanas entre abuelos y nietos ayudan a que éstos puedan hacer frente de forma más eficaz y segura a los momentos adversos que se les presenten en la vida.

Una cercanía que va más allá de la proximidad física, ya que es cierto que son muchos los abuelos que viven lejos de sus nietos. Aunque la proximidad hoy puede mantenerse y avivarse a través de diferentes vías y buscar, siempre, momentos para compartir con ellos, a pesar de las distancias.

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación: