InicioÁREASBIENESTARQué regalar a una persona con Alzhéimer

Qué regalar a una persona con Alzhéimer

Cuando llegan estas fechas navideñas, todos nos esmeramos en encontrar el regalo perfecto para todos los miembros de la familia y para los amigos más cercanos. Pero, ¿sabríamos que regalar si alguna de esas personas tiene Alzhéimer? No es una respuesta fácil. Por eso nos guiamos por la lista de sugerencias que ha elaborado la Fundación Pasqual Maragall para elegir el mejor obsequio para las personas afectadas por la enfermedad.

A la hora de elegir el regalo, no hemos de olvidar que no siempre es necesario buscar algo adaptado a la persona en concreto. Es decir, también son válidos aquellos regalos, más o menos comunes, que suelen llegar a casa en Navidad. Regalos como zapatilla, un batín o un fular. Sólo habrá que tener presente que esos productos no entorpezcan la coditianidad del enfermo.

Si optamos por elegir un regalo más específico para personas con enfermedad de Alzheimer, los expertos recomiendan decantarse por aquellos que sean más significativos para ellas, aquellos que puedan evocar recuerdos o vivencias, como los que incluyen fotografías o música.

Las recomendaciones elaboradas por la Fundación, se centran, además, en cada una de las fases de la enfermedad. Por ejemplo, para los enfermos que aún estén en la fase leve, los expertos recomiendan los libros, si se es aficionado a la lectura, o una cámara de fotos sencilla, materiales de pintura o de costura.  

También en esta primera fase de la enfermedad, se pueden regalar juegos de mesa, que estimulan las capacidades cognitivas y favorecen las relaciones familiares. Películas, experiencias como salidas de ocio o culturales, objetos prácticos para el día a día como un teléfono móvil o un reloj que potencia su autonomía; y objetos personalizados con fotografías familiares o de experiencias pasadas.

Cuando el enfermo se encuentra ya en una fase moderada, el abanico de posibilidades se reduce. Así, si se elige un juego de mesa, las mejores opciones son el dominó o el parchís, ya que en ambos se ejercitan la atención, la percepción visual y la concentración.

Si el enfermo tiene una mascota, es buena idea hacerle un regalo relacionado con ella, de modo que se potencie el vínculo afectivo creado entre ambos.

Cuando el enfermo se encuentra ya en la fase avanzada de la enfermedad, las opciones más provechosas son las que se centran en objetos  basados en la estimulación sensorial que le tranquilicen y le hagan sentir a gusto. Lo que no hay que olvidar en ningún caso es que casi siempre el mejor regalo es el más sencillo, una manualidad o un dibujo realizado por los más pequeños que están cargados de cariño.

 

Más información en: www.fpmaragall.org

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación: