InicioÁREASBIENESTARLos grupos de alimentos que ayudan al crecimiento

Los grupos de alimentos que ayudan al crecimiento

 

La infancia y la adolescencia son las dos etapas de la vida en las que se produce el crecimiento. Y pese a que el cuerpo humano nunca deja de cambiar, debemos tener en cuenta que es de especial importancia asegurarse de aportarle los alimentos que ayudan al crecimiento durante estas etapas. Pero, ¿cuáles son los alimentos esenciales para un adecuado desarrollo?

 

Los 5 grupos de alimentos que ayudan al crecimiento

Desde la infancia y hasta la post-adolescencia, debemos asegurarnos que el cuerpo recibe la proporción adecuada de una gran variedad de nutrientes y en cantidad suficiente. Y cuanto más variada, mejor será la alimentación, si bien es cierto que los grupos de alimentos que se mencionan a continuación tienen una especial incidencia en el crecimiento.

En primer lugar, uno de los grandes grupos de alimentos que ayudan al crecimiento son las proteínas. Resultan esenciales para la formación de tejido nuevo, así como para estimular la hormona del crecimiento en los más pequeños, gracias a su contenido en aminoácidos. Encontraremos proteínas en la carne (el pollo, el pavo, la carne roja y el atún), los lácteos, el huevo, el arroz o las habas, entre otros.

Por otro lado, el agua es básica para la vida y el crecimiento (abastece los músculos en su aumento de tamaño). Aunque hay diversidad de opiniones acerca de la cantidad recomendada, es importante tener en cuenta que las cremas, sopas y frutas contienen una gran cantidad de agua. Asimismo, es importante que tanto durante la realización de deportes como en verano, la cantidad de agua que se consume sea superior a la habitual para evitar la deshidratación.

Los minerales son otro de los grupos de alimentos que ayudan al crecimiento en multitud de aspectos y funciones. Dentro de este grupo encontramos nutrientes tan esenciales como el hierro, el calcio, el fósforo, el magnesio, el flúor, el zinc, el sodio o el potasio, entre otros. Para ello, deberemos fomentar el consumo de verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos, pescado, carne y cereales integrales.

¿Y los hidratos de carbono? Este grupo de alimentos proporciona la energía necesaria al cuerpo e, ingerido junto a las proteínas, también se encarga de preservarlas para que el organismo las procese de forma adecuada. Encontraremos los hidratos de carbono más aconsejables en los cereales y granos integrales (arroz, trigo, avena o quinoa), las legumbres y las verduras.

Por último, no podemos olvidar las vitaminas. Son esenciales para que el cuerpo pueda metabolizar la energía, sintetizar el colágeno, llevar a cabo la reparación tisular y una infinidad de funciones más. Así que es de especial importancia una alimentación repleta de verduras frescas, cítricos, aceite de oliva, huevo, yogures, cereales integrales, legumbres y carne.

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación: