InicioOTRAS PALABRASUn nudo en la garganta

Un nudo en la garganta

La puerta entreabierta 
está a punto de cerrarse.

 

Lágrimas edulcoradas,
a falta de la poca sal de tu propia sangre.

 

Quise marchar,
para dejar de ver tus ojos al mirarme.
Ensangrentados de odio y perfumados
y drogados por buen vino y sin pagar.

 

La mitad, es un decirme y sin pensar.
Pensar en descubrirlo es más difícil.

 

Cómo escupes hacia afuera.
Es veneno de serpiente
sin haber mordido.
La huella de tus dientes
en mis brazos.
Mi cuerpo y mi corazón vencidos.

 

Paso cerca de ti
y no te queda el perfume.
Hueles a cadenas,
a hierro enterrándose con miedo
en la arena de una solitaria playa,
cubierta de unas solitarias piedras.

 

Me quedo tan muerto como tú,
cuando intento entender lo que no entiendo
intentando que lo entiendas tú.

 

Dejas sin saberlo
un hueco en ataúd
de los cuerpos que no han muerto todavía
dejándote… solo tú.

 

Las brisas
son los silencios que nunca te encuentras
por vivir siempre a escondidas.
Eres la voz de trueno 
que llega después de quemar la tierra.

 

Te quedas,
del invierno la sombra.
De la primavera el frío
que aparece sin pensar
si ha dolido.

 

Miro siempre cerca de las nubes, imaginando…
Espero que tu presencia
no sea mi presente con carencia
que te olvide al marchar.

 

 

osangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies