Lunas llenas

 

Ardiendo está la parte de mi alma,
ciega por delante y por la espalda rota.

 

Tus besos eran
del sabor de un chicle pegado en el asfalto,
y mi manta de invierno
unos brazos de cemento
cayendo, con tus manos de lo alto.

 

Vuelvo a despertar.
Prendida está la parte de mi alma
abierta por delante,
con dos alas por detrás.

 

El aire es el camino que pienso respirar.

 

Ahora veo luz guiando mi destino.
Las lágrimas de lluvia no son más.
Puedo bailar a vuestro lado
y hacer de vuestras gotas una sonrisa.

 

Quiero beber de la vida
y alimentarme de todo lo que me has quitado,
sin faltarle ni un momento,
y amanecer gritando al mundo lo que pida,
porque esa luz aun no se ha apagado.

 

Ardiendo está la parte de mi alma que perdí,
que sabe, que una parte de esta tierra,
me invita a vivir en paz
después de sufrir la guerra
y quiere verme feliz.

 

Voy a acurrucarme a la orilla de tu cuerpo,
playa desierta,
y dejar que tu calor, estrella Sol,
salga del cajón y me acaricie
mientras sueño despierta…

Entre las nubes, el tuyo y mi corazón.

 

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies