La chimenea

Son partes de fuego enumeradas,
pasan del rojo de madera en luz
al azul de humo clavado en cruz
que rozan el cristal de las ventanas.

 

Nubes de gris por dentro del cemento,
bocanadas del sabor del olivo,
perfume que muriendo sigue vivo
dibujándose al tocar el viento.

 

Brasas que en la sangre desatadas,
casi inertes, son de mano guante
cubriendo del cuerpo la piel helada.

 

Casi inertes prenden por delante
entre sonido lento de palabras
y compás para la luna menguante.

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies