De ti

 

No sé si mañana despertaré.

Sé que me gustaría cogerte las manos,

te lo dije, en ese último momento.

Sé que diré tu nombre

aunque nadie me escuche.

 

Solo queda un pedacito

que no sirve de nada

si en la noche

no encuentras

su otro brazo.

 

Solo queda ya un sueño

muy diferente a los demás,

y una barca sin remos

que llegará donde nos quiera llevar.

 

La distancia es un río

medio vacío

y lleno de plantas justo enfrente.

Y puedo ver las nubes

que puedes ver tú

desde tu ventana.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies