Copa de vino

¿Sabes?
Sabes a recuerdo,
a beso con dos lenguas bien calientes,
a cuerpo de madera en orilla,
a roce de cuchilla, en labios… pendientes
de mojar la sangre de años, con la sangre
de tu cuerpo entre sus dientes.


Me recuerdas todo eso,
y el dormir de tu silencio
bebido a voluntad por el mío.
Me sabes a pan,
y al trigo enrojecido de los sueños,
me acompañas sin hablar
en las veces que echo en falta
un buen amigo.


Me haces ver lo que no está,
y sí que es, aunque…
los versos de tu sangre sean torcidos,
yo vivo y por morir te tomo en paz,
y brindo por ti cuando si estás…


¿Sabes?
Me recuerdas a un momento,
no…
A muchos momentos…
que no pienso olvidar.

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies