Cielo de mar

Las calles están desiertas,
las aves se han escondido
en los huecos de las ramas
de los árboles para dormir.

 

Y el cielo es un mar
elevado y oscuro
que aguanta su peso en el aire,
esperando la luz del nuevo día
entre palabras soñadas y escondidas
de los dueños que las guardan
y por nadie.

 

Un verso con beso para niebla
en la mañana que amanece
y que no mira.
El agua al derretir
me dejó ver el espejo
en que reflejo el rostro
de este viejo
que está a punto de partir.

Cuerpo cubierto de tierra,

dejo el pasado en su raíz.

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies