Cerca de mí

Hay pedazos rompiéndose a cachos

dentro del cuerpo y consumiéndose.

Las mañanas, las tardes y las noches

con alcohol.

Luces a medio apagar

y la luna.

 

Hay camas sin brazos

y puertas que no se pueden cerrar

por no aguantar el silencio que,

como un pequeño silbido,

regala la madrugada

para hacerte dormir

segundos antes de despertar.

 

Duele la espalda que no encuentro entre mis brazos

y el café junto al cigarro,

y las noticias

poco antes de marcharnos.

 

Echarte de menos

es cada vez que vas.

Echarte de menos

es no volver a ver

el cariño que le has regalado

a la parte muerta de mi vida,

muriéndose conmigo al regalar.

 

Echarte de menos

es no ver el anillo de tu mano

junto al mío nunca más.

Echarte de menos

es no volver a ver

esa felicidad transparente

que anunciabas sin querer

al regalarme una de las cenas.

 

Echarte de menos

es imaginarme que nunca más

te volveré a ver.

Es perderme tus abrazos

y tus besos en cada rincón.

Echarte de menos

es llorar lejos de ti

escuchando una sola canción

de todas las que me regalaste.

Echarte de menos se cura

si te pudiera volver a ver.

 

No dejo de pensarte

e intento buscar un rincón en la ciudad

que me diga de ti.

Y solo nacen palabras recordándote

y sin estar cerca de mí.

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies