Aves de barro

Quedé dormido
en alfombra de arena,
boca arriba.

 

Podía ver,
a través de mis ojos cerrados,
y tocar…
con el borde de mis manos,
el agua templada que me abriga.

 

¿Todas las estrellas para mí?
Me dije.
Y dejé de ver,
y empecé a soñar.

 

Mordiste el borde de mi labio,
hasta hacerlo sangrar beso en crudo.
La luna sombreaba su mitad
y en un cristal,
vertí mi sangre,
y tu el instante, parado el tiempo…
sólo quise tragar,
el amor de tu silencio.

 

El viento,
haciendo de las perlas en tierra
dunas en miniatura,
con la forma de tu cuerpo.

 

Sábana caliente,
cuerpos unidos de horizonte.

 

Tu voz en mi oído…

 

Y nada más

 

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies