Agosto

Días imaginados,
dentro de un coche que no tengo.

 

Por la autovía  de campos, de nubes calladas,
nubes dibujándose en el cielo.
Nubes dibujando,
las  partes que en el sueño son palabra.

 

De las aves con las alas en pausa.
Del sol acariciando la ventana..

 

Viaje a ninguna parte…
La soledad como equipaje.

 

Tus labios en mi boca, 
todos los días de la semana
pensando en encontrarte.

 

Hacer el amor a distancia, 
es como arañar la pared 
con los dedos, 
dejándote las uñas,
sin importancia.

 

La sangre pinta la pared
dejando un recorrido
que solo atisba la infancia.

 

Días imaginados.
La triste verdad de saber,
que el último verano de mi vida 
fue tan lejos de ti.

 

Me quedo:
Con el árbol centenario. 
Con el sabor a jamón. 
Con tu espalda y su vestido en el día 
en el que el río se rió, y con las noches
en que esas mismas aguas
nos regalaron el reflejo de ese cielo
en la parte oscura de nuestro balcón. 

 

Por los días de tormenta. 

 

Por los días imaginados…
Y por tu luz,
que sabe acariciar
cada una de las gotas
de cada uno de los ríos… 

 

Como una cenicienta. 

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies