InicioÁREASOCIOCULTURALa Sra. Vila nos muestra la soledad que viven 800.000 mujeres mayores

La Sra. Vila nos muestra la soledad que viven 800.000 mujeres mayores

Solas NO” es el nombre de la campaña que ha lanzado la ONG Accem para concienciarnos  a todos sobre la realidad que viven unas 800.000 mujeres mayores en nuestro país, la soledad no deseada. Dentro de esta campaña, que cuenta con la colaboración del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales, la organización da a conocer el cortometraje “La soledad de la Sra. Vila”, que es el resultado del relato ganador del concurso de microrrelatos, responsabilidad de Sara María Laborda.

Este texto ha servido de guión para realizar esta obra que pretende mostrar esa realidad  que afecta más a  las mujeres, aunque la cifra de mayores que viven solos en nuestro país se eleva a los 2.000.000 de personas, según la Encuesta Continua de Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE); de ellas, el 71,9% son mujeres. Además, 6 de cada 10 personas mayores que viven solas reconocen sentir soledad, según datos del estudio CIS-Imserso. La mayor esperanza de vida de nuestra sociedad provoca además que aumente cada año significativamente el número de mujeres muy mayores, de 85-90 o más años, que viven solas. Así, casi la mitad de las mujeres con más de 85 años vive sola (el 41,3%).

La campaña incide en la feminización de la vejez: No solo hay diferencias biológicas y emocionales entre hombres y mujeres en el proceso de envejecimiento. Interfieren otras desigualdades derivadas del tipo de vida que se ha llevado, teniendo en cuenta condicionantes económicos, culturales y sociales.

Las mujeres mayores se ven afectadas de forma más acentuada por factores como la clase social, etnia, una educación tradicional con un desigual reparto de tareas en función del sexo, la asignación de roles y estereotipos de género, la falta de acceso a trabajo remunerado, su mayor vulnerabilidad a la pobreza o las dificultades de acceso a la educación. Esto provoca que las mujeres mayores sean uno de los colectivos más afectados por la desigualdad de género en la etapa más tardía de la vida. Su acceso a una vida de envejecimiento activo es más complicado y por lo tanto es más necesario si cabe impulsar acciones de sensibilización y empoderamiento hacia estas mujeres con necesidades de atención integral socio sanitaria.

La soledad a cualquier edad, provoca mucho sufrimiento y exclusión social, con el tiempo se agudiza, pudiendo llevar al aislamiento social. En la mayoría de estos casos las personas mayores acabarán presentando un deterioro funcional, físico y de la salud en general.

Al concurso de Accem se presentaron más de 400 relatos cortos sobre la soledad en las mujeres mayores.

 

 

Más información en www.accem.es/mayoressolas

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies