InicioÁREASECONOMÍAImportancia de gestionar el certificado de últimas voluntades

Importancia de gestionar el certificado de últimas voluntades

La vida es corta, imprevisible y llena de momentos para disfrutar. Parece mentira pero estamos destinados a morir. Sin ánimo de alarmar a la sociedad, es un hecho, por lo que debemos tener en cuenta que vivir al máximo cada momento es primordial. De este modo, cuando lleguemos a una edad avanzada, podremos observar cómo hemos evolucionado y cuánto hemos disfrutado tanto de la vida como de la gente que está a nuestro alrededor. Debido a que no sabemos cuándo vamos a morir, es importante prestar atención al hecho de cómo tramitar el certificado de últimas voluntades. Si deseas conocer más detalles sobre ello, en este artículo destacamos cuáles son.

 

La importancia de tener en cuenta la documentación solicitada

Cuando hablamos del certificado de últimas voluntades, muchas personas desconocen de qué se trata. Consta de un documento en el que se acredita si una persona ha hecho testamento y ante qué notario. Así, quienes hereden tendrán la posibilidad de dirigirse al notario autorizante del último testamento y conseguir una copia autorizada de ello.

Para ello, es necesario efectuar la solicitud mediante el Modelo 790 que puede descargarse en la página web correspondiente o bien obtenerse de forma gratuita en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia o en la Oficina Central de Atención al Ciudadano de Madrid. Hay que tener en cuenta que una vez se ha descargado no se puede reutilizar, puesto que tiene un número de justificante único para cada impreso. Así pues, cada persona interesada tendrá que descargar el formulario. 

Esta solicitud no se podrá presentar hasta después de 15 días hábiles sin contar el del día del fallecimiento ni fines de semana ni festivos. La documentación necesaria se fundamenta en un Certificado Literal de Defunción que tendrá que ser original o copia compulsada expedido por el Registro Civil correspondiente a la localidad en la que la persona ha fallecido.

Será obligatorio mostrar el DNI de la persona que ha fallecido y ademas, abonar los 3,70 euros correspondientes de la tasa en una entidad bancaria que coopere con la Agencia Tributaria. En caso de que se disponga de seguro de fallecimiento, existe la probabilidad de que los trámites se lleven a cabo a través de dicha aseguradora, por lo que es una forma rápida y más cómoda de disponer de la herencia de la persona que ha fallecido.

El plazo de la emisión de los certificados será de 10 días hábiles desde el momento en que se reciba en caso de solicitud por correo postal. En cambio, si se realiza a través de vía telemática, el plazo de dicha emisión se reducirá a la mitad.

En cuanto a por qué es importante este certificado, es necesario hablar de la ayuda que supone a la hora de tramitar una herencia y como medio para repartir bienes en caso de que no exista. Por ello, nunca está de más tenerlo en cuenta y agilizar todos los trámites para que este día no sea más amargo de lo que es para los familiares.

 

 

Votar este artículo
Sin comentarios

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies