Connubio

La segunda de las tres barcas, se quedó sin remos.

Tanto aullido y tan vacíos,

y tantas cuevas… nacidas de sus propios ecos.

 

La mano, sujeta el cristal

y la boca la sangre fría.

La muerte, principio de vida inacabada.

Almohada en precipicio sin cama presente.

Verbo de ansiedad

y luces, al final de la vía

convertidas en su propio túnel.

 

Corte de venas en la más absoluta soledad.

Y lágrimas entre las letras

desdibujadas por la sangre en el papel

dejando con sus uñas, marcas en mi espalda.

Es verdad.

Suelo escapar por la ventana

una vez por noche

y siempre regreso…

Y siempre vuelvo a escapar.

 

http://losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es/

 

Escuchar audio

Votar este artículo
comentarios
  • Tremenda la poesía, que a mí en particular, me da mil interpretaciones. Pero gracias a tu audio he podido tener un momento de paz en mi día.
    Gracias

    12 julio, 2017
    • Y sólo una, de mil interpretaciones tiene…

      Con ese momento de paz en tu día…
      Si que me da
      Mil momentos de paz a mi vida.
      Muchísimas gracias Texas.
      De corazón

      22 julio, 2017

Escribir un comentario

Realice la siguiente operación:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa nevegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies